Para seguir a la Causa Tota:
Facebook Twitter RSS Boletines Biblioteca Correo

Sugamuxi es... Lago de Tota

Cambio de dominio (nombre) para éste sitio:

El nuevo nombre o dominio para éste sitio es: ctb.fundacionmontecito.org
Queriendo significar: CTB= Causa Tota Blog. Ver detalles del cambio, aquí.

Eventos pro Lago de Tota:

Manténgase informado en éste enlace.

martes, 16 de octubre de 2012

Dos antecedentes históricos

Lucas F. de Piedrahíta
Dos documentos históricos, que hacen referencia al Lago de Tota:

  • Historia General de las Conquistas del Nuevo Reino de Granada (Santa Marta, 12.8.1676), por: Lucas Fernández de Piedrahíta (1624 - 1688) - ver aquí.

    Capítulo Primero:
    "Tan deleitoso sitio es el del Nuevo Reino, que apénas se imaginará deleite á los sentidos que falte en la amenidad de sus países. Hay eminencias limpias y descolladas, vegas apacibles en los rios, arroyos y fuentes en abundancia, lagunas de aguas y pocos muy saludables. La de Tota, puesta en lo más levantado de un páramo, tiene seis leguas en contorno, formada en circulo perfecto, tan profunda que apénas puede sondarla el arte; sus aguas claras y suaves son de color verde-mar en el centro, inquiétanse á la manera de un golfo, y de continuo hacen en las orillas la batería ruidosa que el Océano en las arenas. Refiérese de ella que á tiempos descubre un pez negro con la cabeza á manera de buey y mayor que una ballena. Quesada dice que en sus tiempos lo afirmaban personas de gran crédito y los indios decían que era el demonio; y por el año de seiscientos y cincuenta y dos, estando yo en aquel sitio, me refirió haberlo visto doña Andrea de Várgas, señora de aquel país. Otra de Fúquene de más de diez leguas de longitud y tres de latitud, abundante de peces y origen del gran rio Sarabita. La de Guatavita, tan celebrada por los tesoros que los antiguos Caciques depositaron en sus aguas en ofrendas que le hacian como á Dios que adoraban, aunque al presente muy menoscabada la riqueza por la violencia con que la tiene despojada la industria."
     
  • Peregrinación de Alpha: por las provincias del norte de la Nueva Granada en 1850|51 (1852), por: Manuel Ancízar (1812 - 1882) - ver aquí.

    Capítulo XXIV:
    Manuel Ancízar, (1812 - 1882)

    "Juan de San Martín fue el primer español que avistó el lago de Tota, en 1537, guiado por indios de Iza, anhelosos por desorientarlo del valle de Sugamuxi, adonde quería que lo llevaran. "Desta laguna refieren, dice Piedrahíta, que a tiempos descubre un pez negro, con la cabeza a manera de buey, mayor que una ballena. Quesada dice que en su tiempo lo afirmaban personas de gran crédito, y los indios decían que era el demonio; y por el año de seiscientos cincuenta y dos, estando yo en aquel sitio, me refirió haberlo visto doña Andrea de Vargas, señora de aquel país". Tan autorizada quedó esta patraña del demonio de agua dulce, que nadie se hallaba con valor para explorar el lago, del cual y de sus islas contaban lindezas peores que las de Piedrahíta, hasta que recientemente llegó por allí un inglés poco temeroso del diablo, y fabricando una balsa de juncos, abordé a la isla mayor, donde sostuvo una sangrienta batalla con... los tímidos venados, que pacíficamente la poseían. A ejemplo del inglés entraron otros navegantes, en balsas y canoas, ocuparon las islas y desencantaron el lago, que hoy no tiene otros peligros sino los causados por las borrascas del páramo de Toquilla, cuando agitan las tres leguas cuadradas de superficie que ofrecen las aguas a la acción de los ventarrones. Frente a Pueblovíejo se ha extendido, por más de media legua de ancho, una llanura formada por los aluviones del río Tobal y tres grandes arroyos afluentes al lago y a expensas de éste, que en otro tiempo debió subir 25 metros más arriba de su actual nivel, como lo indican los lechos horizontales de guijarros y arenas, visibles en algunos derrubios de las próximas colinas. Al extremo 8. tiene un desagüe natural, origen del Upía, susceptible de ser ahondado con poco trabajo, para dejar en seco mucha parte de las márgenes, de que podrían aprovecharse los estancieros ya situados en contornos. Proyectos descabellados se han tenido sobre esto, sin hacerse cargo de las nivelaciones necesarias, ni de lo inservible del fondo de la laguna, que debajo de los 80 metros de agua contiene por lo menos 8 de cieno incapaz de adquirir consistencia en muchas decenas de años. Los desagües parciales, ahondando periódicamente el cauce del Upía, es lo único practicable y que promete buen éxito a los que busquen tierra para trabajar, no tesoros, que allí son tan ciertos como el diabloballena de Piedrahíta."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada