Para seguir a la Causa Tota:
Facebook Twitter RSS Boletines Biblioteca Correo

Sugamuxi es... Lago de Tota

Cambio de dominio (nombre) para éste sitio:

El nuevo nombre o dominio para éste sitio es: ctb.fundacionmontecito.org
Queriendo significar: CTB= Causa Tota Blog. Ver detalles del cambio, aquí.

Eventos pro Lago de Tota:

Manténgase informado en éste enlace.

martes, 12 de marzo de 2019

Fallo Contencioso Administrativo Niega Pretensiones de Indemnización a Ribereños Cultivadores de Cebolla en Lago de Tota

En doble instancia (Juzgado Primero Administrativo de Sogamoso, y posteriormente el Tribunal Administrativo de Boyacá), ésta semana se confirmó (mediante sentencia de 2a instancia), que la justicia de lo Contencioso Administrativo reafirma negación a pretensiones de indemnización a ribereños cultivadores de cebolla en el Lago de Tota quienes, mediante Acción de Grupo* (impetrada en el año 2011) pretendieron indemnización del Estado por cuenta de inundaciones en zonas ribereñas, en época del Fenómeno de La Niña.

En las sentencias, que examinaron uno a uno los cargos formulados por los demandantes, no solamente se deniegan las pretensiones, sino que, se recrimina lo indebido de las mismas, la ausencia de pruebas concluyentes sobre sus reclamaciones, y además les endilga a los propios demandantes culpa de su propio mal (por invasión de terrenos pertenecientes al lago para usarlos con fines agrícolas, sin respetar consideraciones pre-existentes de cota máxima y ronda hídrica).

Y por si fuera poco, el fallo de primera instancia expresa en una de sus conclusiones que "... lamenta el Juzgado que los miembros del grupo actor no tengan conciencia ambiental ni una cultura de conservación de los recursos naturales, especialmente con la cuenca del Lago de Tota, la cual, como se ha evidenciado, está en un inminente peligro debido a la actividad del hombre".

*Acción de Grupo
De: Ligia Stella Flórez Acevedo y Otros** - Vs. Nación - Minambiente y Otros.
Sentencias:
-1a instancia Juzgado Primero Administrativo de Boyacá, radicado #15693-3331-001-2011-00253-00 / Jueza Dra. Yohana Elizabeth Albarracín Pérez, fecha de la decisión: 11.10.2018 (ver/descargar PDF sentencia).
-2a instancia Tribunal Administrativo de Boyacá, radicado #15693-3331-001-2011-00253-02 / M.P. Dra. Clara Elisa Cifuentes Ortiz, fecha de la decisión: 28.2.2019 (ver/descargar PDF sentencia).

** Listado actores demandantes, y fallo 2a instancia:

Fallo 2a instancia y listado actores demandantes.

viernes, 8 de marzo de 2019

Inicia Proceso de Certificación al Lago de Tota como Destino Turístico Sostenible (Norma Sectorial NTS-TS-001-01)

Viernes, 08/marzo 2019. Inicia Proceso de Certificación al Lago de Tota como Destino Turístico Sostenible (Norma Sectorial NTS-TS-001-01).

Cronograma Preliminar
El día viernes 8/marzo de 2019, en el marco de una reunión ordinaria del Consejo Provincial de Turismo de Sugamuxi, se socializó ante los invitados presentes, por parte de la Secretaría de Turismo del Departamento y los Consultores elegidos la firma Isoluciones Ltda., el inicio del proceso de consultoría FONTUR contrato #FNTC 155 de 2018, que comprende la implementación de la Norma NTS-TS-001-01 en 3 destinos del país, uno de ellos el Lago de Tota.

Desde hoy, se compartirá sobre el desarrollo de éste proceso, en el sitio web de la iniciativa "Lago de Tota Destino Verde", en página dedicada al tema: https://ltdv.fundacionmontecito.org/certificacion

martes, 5 de marzo de 2019

Esto dijo el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, sobre el Lago de Tota

Ministro MinCIT, Dr. José Manuel
Restrepo Abondano
Cortesía del periodista: Mauricio Alessandro Pineda, 05.3.2019

Esto dijo el Ministro de Comercio, Industria y Turismo (José Manuel Restrepo Abondano), sobre el Lago de Tota, el pasado sábado 02/marzo en el marco del Taller Presidencial #23 "Construyendo País".

[Audio]

domingo, 3 de marzo de 2019

Contaminación en el Lago de Tota, Colombia: toxicidad aguda en Daphnia magna (Cladocera: Daphniidae) e Hydra attenuata (Hydroida: Hydridae)

Análisis de Componentes Principales (ACP),
de las variables físicas y químicas teniendo en
cuenta los sitios de muestreo dentro del lago
de Tota (Boyacá, Colombia).
Publicación en referencia, hoy conocida.
Revista de Biología Tropical. Rev. Biol. Trop. (Int. J. Trop. Biol. ISSN-0034-7744) Vol. 67(1): 11-23, March 2019
Por: July Andrea Barrera H., Adriana Janneth Espinosa R. & Juan Pablo Álvarez S.
Recibido 07-VI-2017. Corregido 04-XI-2018. Aceptado 30-I-2019.

--
Documento: Ver/Descargar PDF.
Fuente original: revistas.ucr.ac.cr/index.php/rbt/article/view/33573/36919

miércoles, 27 de febrero de 2019

A propósito de la visita presidencial (Iván Duque), al Lago de Tota

Cultivo de trucha en jaulas, Lago de Tota.
Extensa ocupación de cauce público,
vertimientos, gran pasivo ambiental.
Se publicó ayer una columna de opinión que presenta una verdad al rojo vivo sobre las realidades que sigue afrontando el Lago de Tota.

Si bien no es ni puede ser posible plantear en pocos párrafos un compendio integral de una realidad compleja, es valioso ahondar allí en la ausencia de Estado a la hora del control.



Reproducimos aquí su contenido:


Duque y su visita a los que destruyen el lago de Tota
El alto gobierno debe oír y apoyar a quienes quieren detener la destrucción de ese recurso invaluable, tomado por cultivadores de cebolla, piscicultores y turismo ilegal, con la complicidad de las autoridades locales y ambientales de Boyacá.


Por: Germán Manga
Revisa Semana – semana.com | 2019/02/26 19:36


El presidente Iván Duque irá el próximo sábado con varios de sus ministros y otros altos funcionarios al municipio de Aquitania, frente al imponente lago de Tota, en Boyacá, a realizar su vigésimo tercer taller Construyendo País.

Afortunada y conveniente la selección porque se trata del lago más grande de Colombia, un incomparable espejo de agua natural de casi 6.000 hectáreas,que necesita con urgencia la acción enérgica y decidida del Gobierno y de los organismos de control para liberarlo de quienes lo destruyen.

Muy importante que el presidente y sus acompañantes tengan claro que junto con las honorables y hospitalarias gentes de Boyacá y de la región, acudirán al taller algunos delincuentes de cuello blanco, políticos y funcionarios deshonestos, al servicio de cultivadores de cebolla larga, piscicultores y empresarios del turismo ilegal, que durante cuatro décadas, han explotado en forma irracional y en su provecho, uno de los principales y más importantes patrimonios colectivos de los colombianos.   
Cultivo de cebolla larga, Lago de Tota.
Monocultivo, malas prácticas extendidas,
fertilización de alto impacto, agrotóxicos,
y riegos a pleno sol (prohibidos).
Políticos reconocidos y sus círculos,
ejercen dicha actividad hace décadas.

Nada han podido en esos cuarenta años los mandatarios ni los entes de control contra el escudo de protección político -senadores, diputados, gobernadores, alcaldes- con el que se blindan para neutralizar toda acción del Gobierno nacional y departamental, para controlar a su antojo a las autoridades ambientales y para mantener a raya a los individuos y organizaciones que defienden ese recurso irrecuperable, que en los últimos años presenta crecientes síntomas de ruina no solo por el exceso de fósforo y nitrógeno producto de los cultivos irregulares de cebolla en monocultivo y trucha, sino por el uso desmedido de agroquímicos, algunos prohibidos. El presidente y su comitiva podrán verificar muy fácilmente que la crítica situación del lago de Tota, diagnosticada y denunciada en forma constante por ambientalistas y medios de comunicación, empeora todos los días.

Crece, por ejemplo, la grave toxicidad en los cultivos de cebolla larga, porque los alcaldes de los tres municipios adyacentes -Cuítiva, Tota y Aquitania- y las autoridades ambientales de Boyacá no hacen cumplir la resolución 3651 de 2014 del ICA, y sigue campante el transporte y la utilización -letal para el lago- de gallinaza cruda. Tampoco detienen las intervenciones ilegales para ganarle terreno al lago -resolución 1787 de 2012 Corpoboyacá- sobre la aplicación de la cota 3.015,65 más la ronda de protección de 30 metros.

En los cultivos de trucha ya se reglamentó la gestión de vertimientos desde jaulas, pero en forma sospechosa Corpoboyacá y la Autoridad Nacional de Acuicultura y pesca no hacen cumplir la resolución 1310 de 2017 que ordena desmontar las que no cuentan con colector, ni tratamiento de aguas, ni manejo de residuos. Por el contrario, se están instalando más jaulones sin permisos ambientales.

También es deplorable la gestión de los municipios en cuanto a vertimientos, comenzando por Aquitania, que desde siempre deposita en el lago sus aguas negras. Muchos de los hoteles y establecimientos turísticos e industriales que existen hoy en Tota no tienen permisos de vertimientos pese a lo cual las autoridades locales y ambientales permiten su desarrollo y funcionamiento. También es urgente controlar las licencias de construcción de hoteles y de plantas de sacrificio industrial de trucha, porque algunos están hoy en lugares con uso diferente del permitido.

El municipio de Aquitania no ha iniciado la construcción del alcantarillado pluvial fase dos, pese a que fue contratado en 2017 con la firma Oinco, obra vital para atender la carga de agua lluvia que es el principal problema de funcionamiento de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales. Tampoco cumple la resolución 2366 del 11 de julio de 2018 Copoboyacá, que dispuso el plan de recuperación de la cantera de La Peña, que es el impacto de minería ilegal más grande en la ronda del lago.

También en turismo la tendencia es negativa por el aumento desordenado (en visitantes, y oferta precaria) y por la explosión, hasta ahora impune, de desarrollos urbanísticos desmedidos para el área. Comienzan a abundar las construcciones ilegales -hay hasta hoteles con playas privadas- que eliminaron ecosistemas de juncal y porciones de hábitat de avifauna, para instalar parasoles y sillas playeras.

La deplorable situación de la cuenca del lago de Tota es otra expresión nítida y deprimente de la incompetencia y lasitud del Estado en la protección y defensa de nuestros recursos más valiosos. Corpoboyacá, como otras corporaciones autónomas regionales, ha estado y sigue en manos de políticos y permite que las siete familias que dominan la vida económica del lago trabajen en la ilegalidad. Las alcaldías no hacen cumplir los usos de suelos ni las licencias y permisos que se requieren para hacer obras. Individuos y algunas ONG han instaurado acciones legales que nunca progresan porque terminan en manos de funcionarios de todos los niveles que también están al servicio de la red de cebolleros, piscicultores y empresarios del turismo que mandan en Tota.   

Sería una gran noticia que la visita del presidente trascienda las formalidades de la pequeña política, tan corrosiva en la historia del lago y sirva para definir y acometer acciones de fondo para rescatarlo y restaurarlo, un giro hacia el cumplimiento de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, la declaratoria Ramsar de toda la cuenca, programas de educación a los habitantes en buenas prácticas y sobre todo un esfuerzo excepcional para enfrentar y erradicar la ilegalidad. Que Procuraduría, Contraloría, y Fiscalía adopten como un caso de control excepcional el lago de Tota y pongan fin a los abusos y malas prácticas enquistadas allí durante décadas por políticos que posan de estadistas en Bogotá, pero son depredadores en su tierra y bajo cuyo amparo avanza impunemente la destrucción y la explotación ilegal del segundo lago navegable más alto de América del Sur, después del lago Titicaca. Nadie ha podido hasta ahora. Ojalá que Duque se le mida.

--

Fuente: https://www.semana.com/opinion/articulo/duque-y-su-visita-a-los-que-destruyen-el-lago-de-tota-columna-de-german-manga/603077

jueves, 17 de enero de 2019

Contrato Público - Mejoramiento Vial Anillo Lago de Tota

#EnContexto
Por información en diversas fuentes de la ciudadanía, se afirma que desde la Gobernación anterior del Departamento de Boyacá (período 2012-2015) se planeó y presupuestó el mejoramiento vial de todo el anillo perimetral del Lago de Tota, incluyendo pavimentación de lo faltante en su momento, tema que en los últimos años ha despertado controversia y suspicacia en la comunidad y actores locales hacia la administración pública (Gobernación y Alcaldías locales del momento, en particular hacia el ex-Gobernador Juan Carlos Granados y el ex-Alcalde Yury Neill Díaz Aranguren de Tota), pues "misteriosamente" se dejó sin arreglo ni pavimentación un tramo de 9+ kilómetros entre Llano de Alarcón (Cuítiva) y Guáquira (Tota), y sin arreglo unos puntos críticos de la vía, mientras que, al tiempo se hicieron arreglos e inversiones en sectores no reconocidos por la comunidad como integrantes de los contratos.

No disponemos a mano de los detalles contractuales asociados, para poder establecer un análisis pormenorizado de la situación en aquel entonces, no obstante ha sido reiterado el malestar y comentarios de distintos actores locales que reclaman por presuntos incumplimientos y abandonos de diversa naturaleza tanto en los objetos de obra, como incluso en pagos a quienes prestaron servicios al interior de esos contratos (mano de obra, alquileres, e incluso servicios de alimentación).
--

#Ahora
La actual Gobernación de Boyacá (período 2016-2019, Gobernador Carlos Andrés Amaya) ha socializado ante la comunidad local, un nuevo contrato público que lleva por título: Contrato Bicentenario - Proyecto Zona 3 - Mejoramiento, Mantenimiento y Rehabilitación del Corredor Vial Túnel - Llano de Alarcón Municipio de Cuítiva; Construcción Obras de Mitigación, Rehabilitación y Atención de Sitios Críticos en los Corredores Viales Puente Latas, El Espino, Sogamoso, Tasco y Anillo Vial del Lago de Tota, y Construcción Intercambiador Vial Sogamoso - Nobsa en el Departamento de Boyacá.

Corresponde a los Contratos (i) Construcción - Contrato #2252 del 07/nov 2018 (Gobernación de Boyacá - Consorcio Fura), y adicionalmente (ii) Interventoría - Contrato #1338 del 26/nov 2018 (Invías - Consorcio Boyacá 136). La porción contractual total asignada para estas obras e interventoría en Cuítiva y Tota, tiene un valor cercano a $11 mil millones.

Plazo de ejecución: 9 meses, acta de inicio suscrita el día 02/ene 2019.

Explicado de manera sencilla para los intereses de la cuenca del Lago de Tota, en esencia se van a rehabilitar, mejorar y pavimentar 5.2 km correspondientes a la vía Llano de Alarcón - El Túnel, y se van a corregir dos puntos críticos en el área - (i) zona de banca perdida en sector Iza-Cuítiva (justo antes del casco urbano de Cuítiva, frente a la urbanización de ingreso), y (ii) zona de paso peligroso en sector Playa Blanca. Quedó excluido el tramo El Túnel - Guáquira (aprx 4 km), tema del cual se indagó ante las autoridades presentes en el evento público, y en respuesta se informó que no había más presupuesto y dependía de gestión adicional, ante lo cual la Alcaldía de Tota se mostró extrañada por la exclusión, y ofreció insistir en la adición pues en principio ese tramo se dijo siempre que estaría incluido.

Asistimos a la reunión anunciada*, compartimos enseguida imágenes de la presentación ofrecida** por parte de la Gobernación de Boyacá, ante la comunidad reunida en el salón del Concejo Municipal de Cuítiva.

*Reunión anunciada:



**Imágenes de la Presentación (17/ene, 2019):




















Contratista Constructor - Director de Obra y Gestoras Sociales.

Contratista Interventor - Director de Interventoría.

martes, 8 de enero de 2019

Hipnotismo del Paisaje, Lago de Tota

Hipnotismo del Paisaje, Lago de Tota
Foto: © 2019, Fundación Montecito (08.1.19)
Para comenzar este año, que el hipnotismo del paisaje en el Lago de Tota nos permita mantener siempre activa y vigilante nuestra conciencia y búsqueda de sostenibilidad y buenas prácticas.

¡Feliz 2019 para todos!

martes, 18 de diciembre de 2018

Perfil geológico Río Upía (1924), nace en el Lago de Tota

Compartimos:

Planos manuscritos fechados en 1924 de las estructuras geológicas que componen el río Upia, el cúal nace en la laguna de la Tota y desemboca en el río Meta. No cuenta con convenciones. Hace parte del archivo Donald Montague.

Fuente: Biblioteca Virtual del Banco de la República [Ver aquí]


Lago de Tota, fotos de 1930 (Gumersindo Guéllar)

Pertenecientes a la colección fotográfica de Gumersindo Cuéllar Jiménez (1891-1958) y almacenada en la Biblioteca Virtual del Banco de la República*, compartimos estas seis (6) fotografías del Lago de Tota, del año 1930. La descripción en pie de foto corresponde fielmente a la que se reporta en la biblioteca.
Foto 1. Descripción: Vista de la Laguna de Tota. Este cuerpo de agua está ubicado en el departamento de Boyacá, en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a 15 km al sur de la ciudad de Sogamoso. Cuenta con una superficie de cerca de 70 km² y una altura de 3.115 msnm. Es el lago más grande del país.
Fuente: [BVBR - Ver aquí]

Foto 2. Descripción: Vista de la Laguna de Tota. Este cuerpo de agua está ubicado en el departamento de Boyacá, en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a 15 km al sur de la ciudad de Sogamoso. Cuenta con una superficie de cerca de 70 km² y una altura de 3.115 msnm. Es el lago más grande del país.
Fuente: [BVBR - Ver aquí]

Foto 3. Descripción: Vista de la Laguna de Tota. Este cuerpo de agua está ubicado en el departamento de Boyacá, en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a 15 km al sur de la ciudad de Sogamoso. Cuenta con una superficie de cerca de 70 km² y una altura de 3.115 msnm. Es el lago más grande del país.
Fuente: [BVBR - Ver aquí]

Foto 4. Descripción: Adultos y niños observando la laguna desde la orilla. Este cuerpo de agua está ubicado en el departamento de Boyacá, en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a 15 km al sur de la ciudad de Sogamoso. Cuenta con una superficie de cerca de 70 km² y una altura de 3.115 msnm. Es el lago más grande del país.
Fuente: [BVBR - Ver aquí]

Foto 5. Descripción: Adultos y niños a la orilla de la laguna de Tota. Este cuerpo de agua está ubicado en el departamento de Boyacá, en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a 15 km al sur de la ciudad de Sogamoso. Cuenta con una superficie de cerca de 70 km² y una altura de 3.115 msnm. Es el lago más grande del país.
Fuente: [BVBR - Ver aquí]

Foto 6. Descripción: Adultos y niños a la orilla de la laguna de Tota. Este cuerpo de agua está ubicado en el departamento de Boyacá, en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a 15 km al sur de la ciudad de Sogamoso. Cuenta con una superficie de cerca de 70 km² y una altura de 3.115 msnm. Es el lago más grande del país.
Fuente: [BVBR - Ver aquí]

*Colección fotográfica completa, Gumersindo Cuéllar Jiménez (1891-1958), un total de 1860 fotografías: [Ver aquí]


Acerca de esta colección
[Tomado fielmente del sitio web de la Biblioteca Virtual del Banco de la República]**

El fotógrafo
Gumersindo Cuéllar
1851-1958

Gumersindo Cuéllar Jiménez (Tinjacá, Boyacá, 1891-Villeta, Cundinamarca, 1958) fue un fotógrafo colombiano, activo entre 1928 y 1955, aproximadamente. Su familia se trasladó de Tinjacá a Bogotá, al parecer, en la última década del siglo XIX. Sus hermanos mayores, Silvano y Polidoro Cuéllar, estudiaron en la Escuela de Bellas Artes. Silvano se dedicó a la pintura y a la escultura y Polidoro, a la escultura; varias de sus obras escultóricas se expusieron en espacios públicos de la ciudad.

Por su parte, Gumersindo se dedicó a actividades comerciales. Posiblemente, se hizo cargo de un almacén llamado El Regalo, establecido por su familia en el primer decenio del siglo XX. El Regalo estaba ubicado en el centro de Bogotá, sobre el costado occidental de la Calle de Florián (hoy, carrera octava), al lado del Edificio Cubillos y frente al Edificio Pedro A. López que, en aquel entonces, era sede del Banco de la República.

De manera complementaria al comercio, Gumersindo Cuéllar se dedicó a la fotografía. Sus primeras imágenes fechadas datan de 1928 y las últimas, de 1955, de manera que se mantuvo activo durante casi treinta años. A la luz de su archivo fotográfico, se puede proponer que fue un fotógrafo polifacético pues trabajó diversas modalidades de este arte: el retrato, la fotografía de arquitectura, la fotografía de naturaleza y el registro de acontecimientos, preámbulo a la reportería gráfica. Aunque se le ha asociado a la fotografía de Bogotá, Cuéllar recorrió con su cámara otras ciudades de Colombia, entre ellas Manizales, Armenia, Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Popayán y Tunja. Además, hizo fotografías de varios pueblos del altiplano cundiboyacense.

Algunas de sus imágenes de arquitectura de Bogotá se publicaron en las revistas Cromos y El Gráfico. No obstante, el medio de circulación más efectivo de sus fotografías fue la tarjeta postal. Sus fotografías se imprimieron en series de postales que se vendían en su almacén. Algunas de ellas se han reimpreso y todavía circulan en el mercado.

La etapa más prolífica de Cuéllar coincidió con el periodo de la República Liberal (1930-1946). Esta comenzó con la presidencia de Enrique Olaya Herrera, entre 1930 y 1934; continuó con los años de la Revolución en Marcha, conducida por Alfonso López Pumarejo (1934-1938); con la presidencia de Eduardo Santos Montejo (1938-1942) y el segundo mandato de López (1938-1945) y finalizó con la presidencia de Alberto Lleras Camargo, en 1946. Fue un tiempo de enormes cambios para el país, que implicó reformas en el campo político, pero también en los ámbitos agrario, industrial, educativo y cultural. Los fotógrafos de la época, entre ellos, Gumersindo Cuéllar, registraron muchas de las obras de transformación y modernización, así como diversos acontecimientos que tuvieron lugar en estos años.

No obstante, a Cuéllar se le ha estudiado poco. Son escasas las menciones de este fotógrafo en las obras de historia de la fotografía en Colombia (Serrano, 1983) y apenas se ha indagado una de las facetas de sus fotografías: la arquitectura (Arango, 2012). En consecuencia, su archivo fotográfico, al que nos referiremos a continuación, presenta información novedosa y reveladora acerca de este importante fotógrafo.

El Archivo
En 2004, en cumplimento de su misión de preservar y divulgar el patrimonio cultural colombiano, el Banco de la República adquirió 2.195 negativos que formaban parte del archivo conservado por la familia Cuéllar. En este acervo, hay 2.190 negativos en acetato, de 9 x 15 cm, y 5 negativos en vidrio, de 10 x 15 cm, que hoy se encuentran en la Sala de Libros Raros y Manuscritos de la Biblioteca Luis Ángel Arango, en Bogotá.

Para divulgar esta colección de enorme valor patrimonial, se adelantó el proceso de digitalización de todo el material. Posteriormente, en 2015, el equipo de trabajo de la Biblioteca Virtual del Banco de la República inició la investigación sobre ella y su descripción, con el ánimo de enriquecer la información al respecto.
La Colección Digital
De los 2.195 negativos adquiridos por el Banco de la República, se seleccionaron 1.860 para hacer esta publicación digital, es decir, el 85 % de la colección. Con la investigación, se logró datar, identificar, clasificar y describir casi la totalidad de imágenes, así como organizar las series fotográficas. Se ha recuperado información acerca de los diversos atributos de cada imagen: origen (autor, tiempo y lugar de creación), tema, contenido, relaciones (reconstrucción de series fotográficas) y morfología (soporte, formato, tamaño, color, etc.). Asimismo, para enriquecer el contenido, interpretación y navegación por medio de estas fotografías, se desarrolló una labor de georreferenciación, de manera que se pudieran poner a disposición del usuario, el mapa de ubicación y la vista actual del objeto fotografiado.

La investigación se hizo indagando en fuentes de diversa índole. En primer lugar, en publicaciones periódicas de la época en las que Gumersindo estuvo activo; en especial, las revistas ilustradas El Gráfico, Cromos y Estampa conservadas en la Hemeroteca de la Biblioteca Luis Ángel Arango (números topográficos 125, 129 y 565, respectivamente). En ellas, se halla un registro fotográfico muy completo de los eventos más relevantes acaecidos en la primera mitad del siglo XX.

También se consultaron fuentes audiovisuales, entre las que se destacan las filmaciones hechas por la casa cinematográfica Acevedo e Hijos (véanse Acevedo e hijos, 1930, 1934 y 1938; Fundación Patrimonio Fílmico Colombiano y Arango, 2008). Adicionalmente, se examinaron libros y artículos relacionados con los diversos temas registrados por este fotógrafo. A disposición del usuario están también las referencias de las fuentes de información de cada fotografía.

A partir de la investigación, la colección se clasificó según las siguientes categorías temáticas:

En esta categoría se agrupan los registros de infraestructura urbana, en especial, de la arquitectura, uno de los temas más recurrentes de este fotógrafo. Encontramos aquí fotografías de edificios de diversa índole: iglesias, bancos y construcciones gubernamentales, institucionales, educativas y culturales, entre otras. Estos registros corresponden, en su mayoría, a la ciudad de Bogotá y a varias capitales de Colombia.
Cuéllar también se ocupó los espacios públicos de varias ciudades y pueblos de Colombia. En esta categoría encontraremos fotografías de parques, plazas principales, de mercado y de toros, campos deportivos y monumentos, entre otros lugares. De Bogotá, se destacan las series fotográficas del desaparecido Parque Centenario, del Parque Nacional Olaya Herrera, del Parque Lago Gaitán y del Parque de la Independencia.
En esta categoría se encuentran imágenes que evidencian el desarrollo de los sistemas de transporte durante la República Liberal, en especial, durante el gobierno de Olaya Herrera. Sobresalen aquí las fotografías de los nuevos muelles de Cartagena, los de Puerto Berrío y Barrancabermeja, tramos y estaciones del ferrocarril del sureste y del Pacífico, la navegación en el río Magdalena y el puente ferroviario de Girardot. En el caso de Bogotá, se halla el registro de la transformación de la ciudad a partir de la construcción de la Avenida Caracas y de La Avenida del Libertador (carrera décima).
Durante la República Liberal, se adelantaron varios proyectos de modernización de la infraestructura sanitaria de las ciudades. En Bogotá, eso se vio en las obras de mejoramiento de suministro de agua y energía, de manejo de basuras y de control de espacios públicos como el matadero municipal. En este grupo encontraremos fotografías de las obras del Acueducto Nuevo de Bogotá, específicamente, de la construcción del embalse La Regadera y de la Planta de tratamiento de Vitelma. En cuanto al suministro de energía en la ciudad, hay una serie de fotografías de la planta hidroeléctrica El Charquito y de la Represa de Alicachín.
En el archivo de Cuéllar, varias fotografías testimonian el avance de la aviación civil y militar en Colombia. Se trataba de un aspecto de gran impacto en las primeras décadas del siglo XX y que llamó enormemente la atención de la prensa y de los fotógrafos. Fue un periodo de adecuación de la infraestructura aeronáutica, de adquisición de aviones y de consolidación de los estudios de aviación. Así, Cuéllar fotografió aviones, aeródromos, hangares, aviadores, escuelas de aviación y muestras aéreas en revistas militares, en Bogotá y en Puerto Salgar, Madrid y Girardot, ciudades del departamento de Cundinamarca.
En esta categoría se acopian registros que hizo Gumersindo de obras de arte. Se destacan las fotografías de pinturas y esculturas coloniales, de las obras de Silvano Cuéllar y de las esculturas de espacios públicos (monumentos) que llamaron mucho su atención. Algunas de estas desaparecieron de aquellos lugares y se perdió su rastro, de modo que sus fotos son unos de los pocos testimonios de su existencia.
Aunque al parecer Cuéllar no estuvo vinculado directamente como reportero en revistas o periódicos, sí presenció y registró varios eventos políticos de gran importancia. Por ello, se puede estimar su trabajo como un antecedente de la reportería gráfica. 
En esta categoría se destacan las series de varios momentos de la vida política de Enrique Olaya Herrera. En ellas se agrupan unas cien fotografías que registran su gira electoral, la posesión presidencial y el homenaje del que fue objeto en Bogotá cuando culminó su mandato. Igualmente, registros de las posesiones presidenciales de Alfonso López Pumarejo y de Eduardo Santos y fotografías de algunos eventos diplomáticos, como las visitas al país en 1931 del mariscal Louis Franchet D'Espèrey y en 1942 del presidente del Perú Manuel Prado Ugarteche.
De este grupo hacen parte los siguientes trabajos: las fotografías de los Carnavales Estudiantiles de Bogotá ocurridos en los años 1928, 1929 y 1930, fuentes de enorme importancia para la investigación de la vida cotidiana de la ciudad en esas primeras décadas del siglo; las series de corridas de toros en el antiguo Circo de San Diego y en la Plaza La Santamaría y registros de fiestas cívicas y patrias. Al respecto, en esta colección, se encuentra un registro muy completo de la celebración del IV centenario de la fundación de Bogotá, llevado a cabo en agosto de 1938.
Gumersindo Cuéllar registró dos importantes eventos deportivos que hubo en Bogotá: en agosto de 1938, los primeros Juegos Bolivarianos, que hicieron parte de la celebración del IV centenario de la fundación de Bogotá, y el Día Olímpico de la Juventud Colombiana, celebrado en octubre de 1940. También fotografió la práctica de deportes náuticos en el embalse del Muña y partidos de fútbol que documentan el curso seguido por este deporte en Bogotá, en las décadas del veinte y del treinta.
Podría decirse que el retrato en su forma más convencional no fue uno de los campos más representativos de la fotografía de Gumersindo Cuéllar. No obstante, en esta colección se aprecian varias fotografías de personas con quienes Cuéllar guardaba un vínculo familiar o personal. Se trata de unas cien, clasificadas como retratos de grupo, de pareja, masculinos, femeninos e infantiles. En su mayoría, las tomó en espacios exteriores y hacen evidente cierta espontaneidad y naturalidad en el momento de la captura de la imagen; no obstante, en otros casos, se perciben rasgos de poses o posturas. Se destaca en esta agrupación una serie breve de quince fotografías de campesinos e indígenas.
Las revistas, desfiles o paradas militares son eventos en los que las instituciones que conforman las Fuerzas Militares marchan en calles, plazas, campos deportivos u otros espacios públicos. En Colombia, suceden con ocasión de fiestas patrias o acontecimientos políticos y civiles. Gumersindo Cuéllar registró varias de las revistas militares llevadas a cabo en Bogotá entre 1928 y 1938.
En esta categoría se reunieron las fotografías relacionadas con actividades productivas (minería, agricultura, ganadería, etc.) y con fábricas. Se encuentran aquí imágenes de las ruinas de la Ferrería de Pacho, de la Fábrica de Cementos Portland, en Apulo, Cundinamarca; de las Minas de Sal de Zipaquirá, de exposiciones agropecuarias con asiento en la Plaza de Ferias de Bogotá y en Corferias y de las fábricas de cerveza Bavaria, Andina y Germania, en Bogotá, entre otras.
Gumersindo Cuéllar capturó las imágenes de varios espacios naturales del altiplano cundiboyacense. Se destacan las series de la laguna de Tota, la laguna de Fúquene y, en detalle, el salto de Tequendama. En las cercanías de Bogotá, tomó una serie fotográfica de las erosiones del valle del Tunjuelo. Asimismo, capturó imágenes de paisajes de varios pueblos visitados por él como Apulo, Madrid, Zipacón, Girardot, Puerto Salgar, Fúquene, Zipaquirá, Pacho, Facatativá, Tabio y Útica, en Cundinamarca, y Chiquinquirá, Sogamoso y Tinjacá, en Boyacá. En esta categoría se incluyen fotografías de animales y de la Sala de Ciencias Naturales del Museo Nacional que, posteriormente, pasó a integrar el Museo de Historia Natural de la Universidad Nacional de Colombia.

-- 
Además de navegar por las categorías temáticas descritas, el usuario podrá recorrer y consultar esta colección según cobertura temporal (fechas), cobertura geográfica y según un conjunto de 21 eventos registrados por Gumersindo Cuéllar. Así mismo, al consultar cada fotografía, encontrará palabras claves (tags) que también son navegables y, en algunos casos, tendrá el hipervínculo para acceder a material complementario que se encuentra en la Biblioteca Virtual del Banco de la República.

Esperamos que mediante el lente de Gumersindo Cuéllar, el público disfrute de un viaje por distintas facetas de la historia colombiana de la primera mitad del siglo XX. Sin duda, algunas personas evocarán con sus fotografías situaciones de sus vidas, mientras las más jóvenes, o las que hagan parte de generaciones futuras verán en ellas un vehículo de relatos de una realidad pasada, probablemente desconocida y reveladora.

Esta colección digital se constituye en una apuesta por divulgar el patrimonio fotográfico colombiano y por contribuir en los procesos de recuperación y conservación de la memoria.

Investigación y textos: Diana Farley Rodriguez Muñoz.


**Fuente: http://babel.banrepcultural.org/cdm/landingpage/collection/p17054coll19

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Aquitania, seriamente afectada por desfalco (Alcaldías 2007 a 2011)

B7D - 24/sep 2018
La prensa reciente (Boyacá 7 Días, 24/sep 2018) ha reportado por noticia que: A Aquitania lo saquearon.

Y en el contenido de su reporte, se detalla cómo en las administraciones municipales de Luis Francisco Cardozo (2007) y Silverio Montaña (2008-2011), se habría cometido un gravísimo desfalco a las finanzas públicas dedicadas al saneamiento básico de la comunidad rural, tasado a la fecha en suma cercana a los $7.000 millones (siete mil millones de pesos).

El tema se refiere a los convenios inter-administerativos No. 004 (obra) y 005 (interventoría) del año 2007, y a la apertura del proceso de responsabilidad fiscal de la Contraloría General de la República No. UCC-PRF 081 de 2013 (ver PDF)*, que involucró como presuntos responsables fiscales a las siguientes personas:
B7D - 24/sep 2018

1. Luis Francisco Cardozo Montaña, Alcalde Aquitania en el período 01/ene al 31/dic 2007.
2. Silverio Montaña Montaña, Alcalde Aquitania período 01/ene 2008 al 31/dic 2011.
3. Edwin Farley Pérez Chaparro, Secretario de Planeación Aquitania 01/ene al 31/dic 2007.
4. Fabián Mauricio Santos Fonseca, Sec. Planeación Aquitania 01/ene al 06/nov 2008.
5. Edwin Efrén Rodríguez Riveros, Sec. Planeación Aquitania 13/nov 2008 al 31/dic 2011.
6. Camilo Mauricio Daza Daza, suscriptor del convenio inter-administrativo No. 004 de 2007.
7. Martha Neyla Bonilla Cruz, suscriptora del convenio inter-administrativo No. 005 de 2007.
8. Reinaldo Rodríguez Reina, Director de Interventoría convenio inter-administrativo 004/2007.

Asimismo, proceso dentro del cual se determinó vincular como tercero civilmente responsable a la firma aseguradora Seguros CONDOR S.A. en virtud de la expedición de unas pólizas asociadas al caso.

--
Al margen del reporte periodístico y la revisión documental conocida sobre el tema, solo podemos señalar con profunda tristeza cómo la administración municipal de aquellos años en el municipio de Aquitania que mayor territorio tiene en la cuenca del Lago de Tota, se habría convertido en un actor de vergonzoso comportamiento en el manejo de las referidas finanzas públicas, en detrimento no solamente del patrimonio de la Nación, sino del bienestar de las comunidades rurales que estuvieron llamadas a recibir los beneficios de aquellos convenios (frustradas sus expectativas), y del bienestar territorial por razón del saneamiento básico al que se orientaban los mismos, también frustrado.

La justicia y los entes de control, están mostrando resultados y ojalá incrementen su accionar. Que todo esto sirva en el aprendizaje que la gobernabilidad construye solo cuando se basa en principios de transparencia y pulcritud en el manejo del patrimonio público y la confianza ciudadana... de lo contrario, daña y destruye el patrimonio y las esperanzas de la sociedad.


*Documentación relacionada:
- Apertura del proceso de responsabilidad fiscal de la Contraloría General de la República No. UCC-PRF 081 de 2013 - Ver/descargar PDF.